Vámonos a tomar algo

“Drinking liquor, I change to quiet another person.  And then, this other person also wants a little bit of liquor.”

-Herschel von Ostropol, circa 1750


La bendita frase nos ha llevado a buscar imágenes de ese momento en el que uno, -solo o acompañado- se lleva a los labios alguna bebida que nos altera la percepción de la realidad. El ritual del alcohol y la cafeína mantiene vivas y bien aceitadas -aunque a veces quizás no tan sanas- muchas relaciones. Este momento en el que comienza el viaje hacia las confidencias y la relajación ha sido capturado por muchos artistas. Aquí en el callejón hemos hecho acopio de algunas para su beneplácito. Corran por su café o su bebida espirituosa y disfruten.

Edward Hopper,"Automat" de 1927.

¿Habrán plantado a la chica del abrigo verde? Su rostro luce ensombrecido por algo más serio que el ala de su sombrero amarillo. Quizá lee su suerte en los pozos del café.

Rafael Soyer, "Café Scene" de 1946.

Es como si a esta musa de Soyer se le hubieran acabado los cigarrillos. Por su expresión inferimos que bebió algo más fuerte que un café.

Tsuguhara Fujita, "In the Cafe" de 1949.

¡Bocetando con tinta y plumilla!  Sin perder la elegancia claro está. Tras su copa de vino busca historias.

Vincent Van Gogh, "Agostina Segatori" de 1887.

Mademoiselle Segatori prefirió cerveza.

Picasso, "Bebedora de Absenta" de 1902.

Con el ajenjo mucha gente olvidó el frío por un ratito.

Edgar Degas "L´Absinthe" de 1876.

Esta chica está y no está. El ajenjo la volvió hacia adentro.

Jim Jarmusch fotografió a Tom Waits e Iggy Pop en 2003.

Me extraña que este par sólo haya pedido café.

Un bar de París en 1952. La foto es de Robert Doisneau.

Este señor va por buen camino. Tranquilamente.

Edvard Munch, "The day after" de 1894.

¿Quién no puede dejar de identificarse con esta bella escena de Munch? ¿El grito fué antes o después?

¡Salud!

Deja un comentario / Leave a reply

2 Comments

  1. Reply
    Ernesto Macias Rodríguez 18 October 2011

    …Deliciosos momentos de tranquilidad, son ésos en donde, la taza humeante delante de uno, nos hacen transportarnos a sitios suspendidos en el tiempo. Qué buena selección de momentos plasmados a través del arte. Muchas gracias!

    • Reply
      Diana 18 October 2011

      ¡Gracias por tu visita Ernesto! Sí, el café es una cosita mágica. Aunque yo soy una pésima catadora y lo prefiero en sus versiones aberradas como el frapuccino o le pongo demasiada azúcar :D

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *