Un Ave Canta en el 4to. Piso

Lavina sigue el rastro de Klodia hasta encontrar su edificio, curiosamente combado en un arco, como si fuera un anciano encorvado. Sabe que es el lugar porque alcanza a ver a la mujer en su balcón, calzándose sus tacones robados. Tinta y acuarela sobre papel.

 

Contáctanos para recibir mayores informes acerca de esta pieza


Nombre

Email

Mensaje