Un funeral en mi cabeza

Hola. Hoy estoy en mi funeral privado, ¿la ventaja? mis lágrimas se secan solas. Les dejo esta pieza de Emily Dickinson:

Sentí un funeral en mi cerebro,

los deudos iban y venían arrastrándose -arrastrándose -hasta que pareció

que el sentido se quebraba totalmente –



Y cuando todos estuvieron sentados,

una liturgia, como un tambor -comenzó a batir -a batir

-hasta que pensé que mi mente se volvía muda –



y luego los oí levantar el cajón

y crujió a través de mi alma

con los mismos botines de plomo, de nuevo,el espacio -comenzó a repicar,



como si todos los cielos fueran campanas

y existir, sólo una oreja,

y yo, y el silencio, alguna extraña raza

naufragada, solitaria, aquí –



y luego un vacío en la razón, se quebró,

caí, y caí -y di con un mundo, en

cada zambullida,y terminé sabiendo -entonces –

Y en inglés también, la versión original;

I felt a Funeral, in my Brain,

And Mourners to and fro

Kept treading – treading – till it seemed

That Sense was breaking through –




And when they all were seated,

A Service, like a Drum –

Kept beating – beating – till I thought

My Mind was going numb –

And then I heard them lift a Box

And creak across my Soul

With those same Boots of Lead, again,

Then Space – began to toll,

As all the Heavens were a Bell,

And Being, but an Ear,

And I, and Silence, some strange Race

Wrecked, solitary, here –

And then a Plank in Reason, broke,

And I dropped down, and down –

And hit a World, at every plunge,

And Finished knowing – then –

Cuídense,

Bais.

Deja un comentario / Leave a reply

One Comment

  1. Reply
    Abraham Pérez-Valdez 30 July 2009

    Sentir un funeral en mi cabeza simboliza para mí, que alguien ha muerto en mis pensamientos. La idea de ser yo quien ha muerto en los tuyos me asusta aún más que la indiferencia, mas ya no me tortura sentirme no escuchado

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *