Tu Joven Vida es un Postre

La nietecita de los Gourmets llega a comer. La niña es remilgosa y su abuela le enseña que no debe dejar nada, absolutamente nada en el plato, limpio como un espejo. Grafito y acuarela sobre tela.

Contáctanos para recibir mayores informes acerca de esta pieza


Nombre

Email

Mensaje