Trampa

Saskia se acurruca al lado del monstruo. La piel es resbaladiza y fría, pero la luz es tan cálida que a ella no le importa. Acuarela y grafito sobre papel.

Contáctanos para recibir mayores informes acerca de esta pieza


Nombre

Email

Mensaje