Sortilegio del plano octaédrico

Los magos vierten su magia en un diamante casi perfecto que luego enterrarán bajo la corteza terrestre. Así le dejan al azar, un juez imparcial, la transferencia de su bien más preciado. Tinta sobre papel.

Contáctanos para recibir mayores informes acerca de esta pieza


Nombre

Email

Mensaje