No sé si es el sordo rumor del teato repleto

Lavinia canta y se entrega en cada actuación. Sus admiradores siempre llevan máscaras. Lavinia no se pregunta porqué, ella es demasiado feliz como para cuestionarse tan extraño fenómeno. Acuarela y tinta sobre papel.

Contáctanos para recibir mayores informes acerca de esta pieza


Nombre

Email

Mensaje