Recta final del mes más cruel

Aquí con la novedad de que inauguré expo el jueves. Se llama “Retratos de Gourmets”, estará todo un mes en las instalaciones de la Alianza Francesa (López Cotilal 1199). Pásenle a ver a mis gordos. Una serie de 12 cuadros que me costaron muchísisimo trabajo terminar. Nunca una serie había tenido un proceso tan lento y difícil como esta. Hoy es lunes y he de lidiar con el síndrome post-expo. Estoy pensando que sigue. Y que es imposible descansar. Ya descansé tres días. Pero no sé porqué, siempre la gueba me produce mucha culpa. Pienso en lo que viene, y en que mayo debe ser muy productivo. Mi cumpleaños, y por lo mismo, mi año nuevo, se viene encima. Quiero tantas cosas.
Una amiga se casó al civil el sábado. Fui su testigo y me gustó. Luego visité una gigantesca cantina al aire libre (también conocida como Feria de San Marcos) y fuí a un concierto. El domingo vegeté aunque intenté tomar a Babel bajo el sol de justicia mientras planeaba los gastos del mes que entra. Tomé conciencia de que soy una manirrota de lo peor. Ya tengo que ahorrar.

Y aprendí a comprar por internet -craso error-.

Abril no fué, este año, el mes más cruel. Pero si uno en el que elijo cortar cosillas. Como hizo mi querida Klodia con su cuchillito.

Cuídense,

Bais.

Deja un comentario / Leave a reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *