Mortaja para dos

Totalmente obsesionada con la flor, Klodia ha dejado de lado a sus pacientes. Al grado que no se sabe quién luce más moribunda: Klodia o la flor. Más y más gente de corazones atribulados hacen fila a la puerta de su consultorio, esperando a que la Vacia-Corazones sea capaz de blandir su escalpelo de nuevo. Grafito sobre papel.

Contáctanos para recibir mayores informes acerca de esta pieza


Nombre

Email

Mensaje