La voz sumisa de cristales y nardos, sus pies, grandes ratas de campo

Cordelia tiene una voz muy especial. Canta sobre las tablas del escenario sostenida por dos elefantes que la llevan de un lado al otro del escenario. Para guardar la ilusión de unas piernas, un par de ratas se desplazan debajo de ella, cada una dentro de un elevado tacón negro. Tinta sobre papel.

Contáctanos para recibir mayores informes acerca de esta pieza


Nombre

Email

Mensaje