La punta rota

Ayer estaba en la rayoneadera con mi súper finísima plumilla que hace líneas más delgadas que un cabello. En una de esas que la meto a limpiar al agua, al sacarla hice un movimiento un poquito menos delicado de lo normal y la quebré. Ya qué.

Deja un comentario / Leave a reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *