La Dama que Eructa

Esta dama tiene un descomunal apetito. Aparece satisfecha de su gran comelitón y limpiándose los dientes con el largo hueso de alguien. ¿A quién se habrá zampado? ¿A quién quería poseer? Ha integrado a alguien más a su inmensa corporalidad, ahí vivirá para siempre, dentro de sus células. Pero por ahora, sólo piensa en eructar. Grafito y acuarela sobre tela.

Contáctanos para recibir mayores informes acerca de esta pieza


Nombre

Email

Mensaje