Funeral para una pierna

Cordelia, siendo una mujer sin piernas, tiene en alta estima a los apéndices de locomoción. Por ello siente en el alma cuando alguien pierde uno. Una mujer pierde su pierna en un accidente y ella organiza un homenaje al apéndice separado de su dueña; toda una procesión de gente por toda la ciudad sigue a la pierna en su ataúd. Cordelia toca en su corno una dolorosa canción de añoranza. Tinta sobre papel.

Contáctanos para recibir mayores informes acerca de esta pieza


Nombre

Email

Mensaje