El pan reportero

Que cosa. Este pobre blog se convirtió en el Lado Abandonado de la Ciudad. Y pronto (¡prontooo!) tendré otro blog que me exigirá mucha disciplina, pero será un tremendo honor tenerlo, los mantentgo informados of course. Hay muchas noticias (como debe de ser, después de casi tres semanas sin postear) su servilleta y un dream team de gente cubriremos la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, yo me encargaré de FIL Niños, el sector de la Feria dedicado a l@s más chavit@s, y eso me tiene muy contenta, será muy divertido. Ya lo había hecho hace dos años para La Jornada Jalisco y me fascinó. De hecho, el martes entrevisté a Catalina Rey, la coordinadora de FIL Niños, cuando le comenté que yo únicamente estaría cubriendo esa parte de la feria, se puso súper contenta, es que la neta, a FIL Niños la prensa casi no los pela. Y no es justo.
El viernes 13 inauguré expo individual en el Tren Ligero, en la estación Juárez para ser más exacta, fué una cantidad impresionante de gente con colitas de lobo, fué una noche muy feliz, me costó dos años concretar esta muestra y por fin el plan se convirtió en realidad. Estará expuesta hasta el 15 de diciembre para que se den una vuelta.
Otra cosa; ¡ya sé andar en bici! he andado por ahí dando tumbos pero poco a poco y con mi trasero adolorido las cosas van fluyendo en ese tenor, mi altísima bici: la azulada Babel, ya me transporta, y es la onda, andar en bici dá una tremenda sensación de libertad. Sólo debo comprarle su cadena para que no la secuestren. Gracias a los lobos (nó al grupo musical, que también me encanta e iré a ver el sábado 5 de diciembre) que me enseñaron el arte de mantener el equilibrio. ¿El secreto? Be Water.
Y ando viviendo aqui en la Mansión Belga, mi roomie llegó hace dos semanas y ahora no está, ha vuelto la soledad y creo que no me encanta, estoy deseando que Mich vuelva, la extraño un chingo, la neta.
El martes cociné por primera vez, en mi super estufita negra, la verdad el guiso me quedó muy bueno, dí un salto cuántico a la cocina, me gustó aunque ensucié muchísimo. Y la recámara ya tiene su velo, y estoy imprimando bastidores, y el fin del año acecha, y los 30 han llegado cargados de sorpresas, y las partidas de madre me han vuelto más ligera, y he comprado más cómics, y la sombrita en el corazón se irá, oh, sí, pronto.
Tengo muchas, muchas cosas que hacer. Ahora tengo hambre, y el día se ha vuelto muy corto.

Aullaremos en la FIL. Con Los Lobos también.

La pistola y el Corazón

Un abrazote, bais.

Deja un comentario / Leave a reply

2 Comments

  1. Reply
    Rositts 22 November 2009

    Hola Diana!!

    El Viernes me topé con una agradable sorpresa en la estación del tren ¡Tu exposición!
    La amé profundamente!… Amo los cuentos y el tuyo es hermoso y además está increíblemente bien contado. Me alegraste el día, y hoy Domingo, sigo pensando en la pequeña Saskia, por eso te encuentro en el “Blogger-mundo”
    Ojala pueda hablar contigo algún día.
    ¡Me encanta tu trabajo!
    Un saludo desde aquí
    Rosy De La Torre

  2. Reply
    D 22 November 2009

    ¡Rosy, mil gracias por tu comentario!
    Estos comentarios me animan a seguirle hasta las últimas maravillosas y sorprendentes consecuencias ;)
    Te mando un abrazote (virtual por lo pronto)

    D.

    Saskia dice danke danke por irla a ver al Tren.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *