El maligno gusano cibernético

¿Está padre el título de esta entrada verdad? Nomás lo puse por llamar la atención, -suena bien macabro- no hablaré del maligno gusano que está pasando a joder miles de computadoras alrededor del mundo porque no tengo la suficiente información para enterarlos bien, y si le sigo nomás los voy a asustar. Pero cuídense de él. Es de lo peor. Es implacable. No conoce la piedad. No lo conmueven las lágrimas. Derriba cualquier blindaje que puedan urdir para proteger su máquina. Es el invitado que nadie quería en la fiesta porque a todos les pone los pelos de punta. Es el nemátodo virtual que se apresta a desbaratar sus vidas.

Bueno ya.

Sigo trabajando. Entré a unas clases de yoga que me traen juida. Anoche no pude dormir bien porque el dolor en los brazos no dejaba de despertarme. Pero no pararé hasta ganar la elasticidad de…un nemátodo.

Cuídense. Bais.

Deja un comentario / Leave a reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *