El Chícharo Discordante

Cuando las provisiones se acaban, las cosas se ponen feas. Los cónyuges comienzan a pensar en qué sabor tendrá la carne del otro. A final de cuentas, es otro ritual de posesión, otra forma de conocerse mejor. Y ni les gustan los chícharos. Grafito y acuarela sobre tela.

Contáctanos para recibir mayores informes acerca de esta pieza


Nombre

Email

Mensaje