El Callejón Magenta y los taxistas que se confesaron

Hola.

¡Ayer inauguré mi blog en la composta! Pasen a verlo por aquí, será actualizado cada semana, el objetivo es hablar de ñoñerías e ilustración. También subiré fotos de cuadros en proceso y cómo va mi labor creativa, también será algo así como una mirada exhibicionista a mi estudio. Otra cosa: nadie en la composta habla de moda, yo intentaré hacerlo, desde una perspectiva que no sea completamente palacio.

Hoy tomé dos taxis para ir y venir de mis asesorías de pintura. Lo curioso es que el primero que tomé iba tripulado por una chica ex policía. Me contó de un chavito alcohólico al que detenía a cada rato mientras trabajaba de guardiana del orden en Magdalena, una población cerca de Tequila. La historia acabó en tragedia porque en una de las borracheras el padre lo sacó de la cárcel y a la mañana siguiente se mató con la novia en la carretera. A la chica taxista le tocó ir al accidente, reconoció al chico y le tocó darles la lamentable noticia a los padres.

El segundo taxista me contó de cómo había dejado un empleo magníficamente bien pagado como mecánico de locomotoras viajando por todo el mundo para la General Electric a cambio de pasar mas tiempo con su familia y no estar solo. Me dijo que entendió que el dinero no lo es todo. Que hay cosas más importantes.

Vaya que las hay. Mis lapicitos salvan. ¡Hoy compuse geométricamente! Nada al azar, ya no.

El arte es cosa mental, dijo Leonardo.

D.

Deja un comentario / Leave a reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *