Cómetelo, Llévatelo

Errut se lleva al dragón blanco a casa, donde le dá de comer todo su equipo de boleadora de zapatos. El dragón casi se atraganta pero se lo come. Ahora Errut ya no tiene cómo ganarse la vida en esa ciudad, no le queda mas que irse. Tinta y acuarela sobre papel.

Contáctanos para recibir mayores informes acerca de esta pieza


Nombre

Email

Mensaje