Al lado del dragón

Ella es argentina. Tiene 37 años, diez de casada y una niña de seis. Su carrera: ceramista y vitralista. Vive en Guadalajara con su esposo mexicano. Es una mujer delgada de rostro delicado, ojos azules y brazos nervudos, pecosos. Hace una década vivía en Oaxaca. Desde hace unos meses es la titular del taller de cerámica de una galería privada. Desde hace unos días la vida se la ha venido complicando: cambio de casa, cambio de giro de laboral de su esposo, un reciente retorno por unos meses a la tierra que la vió nacer le recordó quién era. Por eso, en vez de pasar las horas modelando el barro prefiere hablar con la gatita del lugar: la hostil Kikis

Deja un comentario / Leave a reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *