2014

 

diana_martin

Se acaba el 2014. Quería escribir un post laaaaargo, lleno de metáforas, salpicado de cursilería varia-pero-honesta. Pero no, seré concreta pero errática, no gimotearé por las incertidumbres e inseguridades, complejos, tristezas y así, tampoco les hablaré de mi programa para coleccionistas, eso ya está explicado en su sección correspondiente de esta página, tampoco presumiré lo mucho que me aman, esa parte la mantengo en el centro, apuntalando lo demás.

En estos doce meses aprendí más lecciones sobre vivir del arte, además, pude compartirlas con artistas más jóvenes en la Feria de Ilustración Arteria. Adoptamos otra perrita, llegó Totasa a nuestras vidas a completar la familia, mejoramos nuestra receta de ramen tonkotsu, reavivamos nuestro adormecido gusto por los videojuegos, nos hemos indignado hasta las lágrimas al contar hasta 43, he dibujado muchísimo, canté mucho de manera desvergonzada, he empezado a gestar mi próximo libro, dejé atrás el pasado, he aprendido a cocinar, a ser mejor administradora, he vendido y también regalado mi trabajo, he exigido saber, he rechazado propuestas, he dormido más, visto mucho cine, conocido más a mi gente, reencontrado otras, y por sobre todo, me he dado cuenta de que el lugar donde más feliz soy es en mi hogar, entiéndase donde estén mi amor, mis perritas, mis tintas y papeles.

¡Ah! Y que de la fértil duermevela me traeré las imágenes bellas y perturbadoras para mi libro. Por cierto ya tengo el título, pero no lo voy a revelar aún.

También hay gente a la que quiero ver más, que no se me desvalaguen. Mi círculo es pequeñito pero sustancioso.

En fin, gracias 2014, por cerrarme el hocico y sorprenderme.

Vente 2015, sé luciferino y delicioso. Aquí hay tinta y ramen para ti.

 

 

 

Deja un comentario / Leave a reply

One Comment

  1. Reply
    Arluro Tugo 1 January 2015

    Yo también te agradezco por la amabilidad, la paciencia y por darme la bienvenida a tu hogar cada vez que termino por caer en Guadalajara. Por hacerme sentir parte de una familia bien bonita y especial, que se fortalece a una velocidad bestia aunque crezca a pasitos de bebé. Neta gracias. Prometo estar más seguido aquí este año. Además, con esa promesa de arte y ramen, el 2015 sería un bruto si no le cae también.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *